VOLVER

Antonio Herrera Padilla

Almería

Natural y vecino de Almería ejerce la profesión de médico. En julio de 1935, ingresa en la administración local como médico de la Casa de Socorro y, al comenzar la Guerra Civil, abandona dicho trabajo para continuar su labor en su domicilio.

Afiliado desde octubre de 1936 al Sindicato de Empleados Municipales, afecto a la Unión General de Trabajadores (UGT), solicita el ingreso en Sanidad Militar accediendo como teniente médico provisional. En mayo de 1937, acepta el cargo de médico antisárnico y, en abril de 1938, se traslada al Hospital Militar de Almería, donde asciende a capitán.

Presta servicio en este hospital hasta la finalización de la guerra y continua allí hasta el 10 de abril de 1939, fecha en la que es cesado de su trabajo y sometido a proceso judicial. No llega a dictarse Auto de Procesamiento y su proceso es sobreseído por resolución dada en Almería en marzo de 1940.