VOLVER

Miguel Santaolalla Pérez

Baza

Natural y vecino de Baza, médico de profesión es nombrado, ya iniciada la Guerra Civil, director del Hospital Militar. Se le asimila a capitán y se le designa como director del Hospital Municipal y del de la Cruz Roja. Además es también elegido secretario general del Sindicato Sanitario de Funcionarios Municipales, cargo al que renuncia para apartarse de las relaciones con los comités y ayuntamientos.

Al finalizar la Guerra Civil, se le incoa en Baza un procedimiento el 23 de abril de 1939 e ingresa en prisión. Su causa pasa por varios jueces instructores y entre los cargos que se le imputan se le acusa de haber participado en el asedio del Cuartel de la Guardia Civil de Baza el noche del 24 de julio de 1936.

Los informes de la Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (FET y de las JONS) le son favorables así como los testigos que avalan sus palabras, entre ellos un comerciante, un farmacéutico y una religiosa. Sin embargo, los informes del alcalde, de la Guardia Civil y del párroco van en contra el inculpado.

En octubre de 1940, por enésima vez, cambia el juez instructor del caso y es en mayo de 1941 cuando se produce la sentencia que resuelve “…que de todos los hechos recogidos en la sumaria únicamente se prueba difícilmente que el encartado ha ejercido el empleo de asimilado a capitán médico en la zona roja. Su labor fue beneficiosa a las personas de orden y particularmente a las religiosas. Fallo: absuelto”. Miguel Santaolla queda en libertad en julio de 1941.

> Si quieres conocer más a este científico, puedes acceder a su ficha biográfica aquí.